Editorial

Nuestra Conferencia

Publicado el 15 de octubre de 2007 23:17 | Leído 1712 veces.

Oh Dios, restáuranos; has resplandecer tu rostro, y seremos salvos.

Fin a una conferencia e inicio de una nueva etapa, sin duda alguna este año ha quedado marcado por el gran momento que ha permitido al Pueblo Apostólico el ser bendecidos por medio del Espíritu Santo y a través de las enseñanzas que éste entregó a cada uno de los Pastores, Pastoras, delegados y asistentes a este magno evento.

Las sorpresas empiezan en el momento de la inauguración con solo entrar al Templo Central, y darnos cuenta de cómo se esmeró en presentar su mejor cara, rejuvenecida y renovada para albergar a todos los asistentes a estas conferencias. Sumada a la preciosidad del templo, se agrega el momento de adoración y alabanza a cargo de los levitas, quienes en una demostración de que la perfección se hace para Dios, han llevado la armonía de las alabanzas a una de sus más altas expresiones.
Sin duda alguna, el centro de esta inauguración estuvo en la palabra del Señor, ministrada por medio de nuestro Presbítero Pablo Núñez, la cual, ejemplificada a través de Adán, Noé, José y otros grandes de la Biblia, nos enseñó la importancia de la RESTAURACIÓN en nuestras vidas, momento principal que dejaba los ánimos muy en alto para prepararnos a recibir las enseñanzas del día Jueves.

El primer día de clases, no podía partir sin las palabras de nuestro amado Obispo, quién daba gracias a Dios por su misericordia, además de mostranos que estaba plenamente restaurado y trabajando en la obra del Señor nuevamente. Seguido, y sin mediar preámbulo, empezaron las enseñanzas, “directas al hueso”, responsabilidad que estuvo a cargo de nuestro Pastor José Castaño, quién, apoyado por su esposa Nancy en algunas intervenciones, sembraron la inquietud en cada Pastor y delegado por saber mas y mas del Espíritu Santo.

Por la tarde del primer día de enseñanzas, y después de un merecido y sabroso almuerzo, vino un momento especial, nuestro hermano Víctor Cerón, quien viajó desde México, estuvo a cargo de la enseñanza, instancia que fue marcada por la importancia de la Alabanza y la Adoración, no se pueden olvidar esas palabras que recordaba nuestro hermano cuando Dios le hablaba y le decía que era un “Dios de Pactos”, que no era lo que uno quería, sino que era lo que Dios quería, precioso instante fue aquel donde este Pastor de alabanzas fue un bonito instrumento de enseñanza.

Sin duda alguna, muchas fueron las experiencias vividas durante los cuatro días de Conferencias, cada una de éstas, estarán disponibles tanto en videos, en una enorme cantidad de fotos y en crónicas, a partir del próximo Jueves en su portal www.pentecostalapostolica.cl, donde además empezará el concurso para ganar un Cd de nuestro hermano Víctor Cerón, con solo visitarnos y responder una fácil pregunta que deberás enviar por mail.

Te esperamos... encontrarás grandes sorpresas.

Video resumen






 

Imágenes relacionadas



Fuente: www.pentecostalapostolica.cl