Editorial

En la Búsqueda de Nuestro Ministerio

Publicado el 13 de febrero de 2014 20:23 | Leído 714 veces.

2468fdd3f685bad53d0cc53bb1f00b99

 "Recibiréis poder cuando haya venido el Espíritu Santo sobre vosotros".

Fuimos creados, salvados, llamados y dotados a trabajar en el servicio de nuestro Padre Celestial 

Entendemos que somos obra de sus manos y por eso decimos que El nos creó (Génesis 1:27), salvados por misericordia y no por nuestros méritos (Juan 3:16), aun mas escogidos desde el vientre de nuestra madre para el servicio divino (1 Corintios 1:9), es decir creados con un propósito, salvados para una vida nueva y llamados para una labor.

   Llego el momento de ser capacitados y preparados para nuestro servicio, a eso le llamamos Don.

Es Dios mismo el que lo otorga a nuestra vida, El nos creó, por lo cual conoce nuestro corazón y sabe que nos apasiona vivir en la comunión absoluta con nuestro Creador por intermedio de la palabra y la oración. Cuando Jesús estaba pronto a partir al Reino, en conversacion con sus discipulos, les habla que no estaran solos, que El debe partir pero que enviará a un consolador el cual  siempre estará con nosotros, ese es el Espiritu Santo del cual hablaba Jesús?, ¡claro que si!, fue su promesa y nuestro Padre siempre cumple. El Espiritu Santo es nuestro guía, es el que entrega herramientas y capacita a la iglesia para el servicio.

  Cuando Josué se entera que tiene que dirigir al pueblo, yo me imagino que lo que primero que le pidio a Dios fue la vara de Aarón, claro pensaba que ese era el secreto para hacer milagros, ¡¡dame la varita que usó Moisés!!, ¿pero qué sucedió?. Stop, Alto "Esfuérzate y se valiente, no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo", ¡¡Aleluya!! que bendición, me imagino la cara de Josué, el queria la varita de Aarón porque pensaba que ahi estaba el poder, pero no porque el poder proviene de Dios.

 Deja que el Espiritu Santo trabaje en tu vida, deja que El te guíe , es el consejero indicado, es el amigo que no falla, es el consolador en los momentos difíciles y ademas es quien nos capacitará para el servicio de Dios.

 

 En donde te encuentres ora a Dios y pide que te ayude a escuchar la voz del Espiritu Santo.

 

 

Imágenes relacionadas



Fuente: Sixto Pastenes Córdova