Editorial

Sin Fe es Imposible Agradar a Dios

Publicado el 26 de marzo de 2014 21:29 | Leído 838 veces.

5f09397d104baeb646d85889a7f0b974 La Biblia en Romanos 10:17 dice: “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”. Hoy estamos viviendo tiempos en los cuales las personas se rehúsan a escuchar la Palabra de Dios, donde los valores están cambiados: a lo malo le llaman bueno y lo bueno, malo.

El estilo de vida que nos ofrece Jesús es el que nos da vida y vida eterna.  Son muchos los que dicen ser hombres y mujeres de  fe y no se congregan en ninguna iglesia cristiana. Además, creen que no es necesario asistir a una iglesia, que basta con creer en Dios y nada más. La Biblia dice lo contrario, “que los demonios también creen y tiemblan”. Y no son hacedores de la palabra de Dios. La fe tiene que ir de la mano con la acción: la convicción sin acción no es fe. Pedro, cuando vio que Jesús caminaba por las aguas tuvo miedo, lo confundió con un fantasma. Al ver  que era Jesús le dijo  "haz que yo camine sobre las aguas" y Jesús le dijo "ven" y Pedro comenzó  a caminar sobre las aguas. Pero vino un viento que le produjo miedo y comenzó a hundirse, porque miró el problema con miedo y no confió en las promesa de Jesús. Cuando accionamos nuestra fe, vemos los milagros.

La esperanza nos mueve y nos insta a alcanzar los objetivos deseados. La fe es por el oír y el oír la palabra de Dios. Necesitamos oír la Palabra y ser discipulados a través de la Biblia, que nos hace aumentar nuestra confianza. Decir "yo soy un hombre de fe porque hago obras buenas, ayudo a los indigentes, hogares de ancianos y voy a los hospitales hago lo bueno" no basta para ser un hombre o una mujer de fe. Otros nunca han leído la Biblia, para saber de la promesa que están ahí para ellos, que Dios nos promete a través de su Palabra un estilo de vida que nos conduce a la vida eterna.

El desea que ejercitemos la fe y crezcamos más en ella en nuestro diario vivir. Hay días que vemos el cielo oscuro, aunque el pronóstico del tiempo en la tele  han dicho que despejará, y creemos. La fe es algo más  que ver el tiempo por televisión y hacer planes  conforme a ello. No creas que cuando pides a Dios que te aumente la fe tendrás tranquilidad: todo lo contrario Dios probara tu fe de mil formas, para que sea aumentada y creas como Abraham, que no le negó a Dios el sacrificio del hijo de su vejez. Es tiempo que la iglesia comience a tener fe a no malinterpretar las pruebas que nos salen en el caminar y  nos causan dolores de cabeza, sufrimiento y dolor. Muchos no resisten la presión y pierden la fe, haciéndose más daño a sí mismos y los suyos, dejando de luchar con los obstáculos que salen al camino. Quedando ahí, lamentándose y buscando culpables imaginarios que le impidieron seguir caminando hacia la meta. 

"Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan" Hebreos11:6. 

 

Imágenes relacionadas



Fuente: Pastor Marco Gajardo