Editorial

Una fe que se expresa

Publicado el 12 de julio de 2014 23:42 | Leído 668 veces.

16f9ec4a86b0fb95097c9557262f1dbd Jesús dijo en una oportunidad que el reconocía que el trabajo del Señor era mucho y un tanto complicado y que los trabajadores serios y responsables eran pocos (Mat. 9:37)   Esto es una gran verdad, hoy día la Iglesia sufre por falta de personas serias y totalmente comprometidas con la obra del Señor, por ejemplo en muchos casos esto es una la realidad

  • Un alto porcentaje de los miembros son solo espectadores, solo buscan bendición 
  • Otros piensan que el servicio valido es solo en el edificio (Iglesia)
  • Algunos hacen cosas que no les gusta
  • Otros hacen cosas que alguien les dijo que hicieran
  • Otros hacen cosas solo por hacerlas, sin un fin claro
  • Otros hacen cosas solo para ser vistos, admirados y reconocidos
Por supuesto que esto ha creado un gran desbalance en el funcionamiento y desarrollo de la obra, cuando la Biblia hace mención de la Iglesia siempre lo presenta como un cuerpo bien coordinado, no digo que no tiene problema, porque la Biblia también menciona las anormalidades.
 
Y no haciéndose de la cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.  (Col. 2:19)
 
Cuando pocos hacen mucho, claro que eso causara un problema serio:
Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios  (I Ped. 4:10)
 
La Iglesia tiene que improvisar con los pocos que tienen disposición de ayudar, y como ya dije, muchos funcionaran por razón de su disposición pero, no por su llamado.
 
Cuando pocos hacen mucho, indudablemente que afectará  la calidad del trabajo
En algunos casos la gente se cansa, se frustra, terminan enojados, no resulta ser una buena experiencia.

Algo que deberíamos de considerar seriamente, es que por la falta de hombres altamente comprometido y con un don  especial, es que la Iglesia, no ha hecho un buen trabajo en  áreas claves como: evangelismo, educación, obras sociales, etc. [...]
 
[Descargar artículo completo en PDF] 

 

Imágenes relacionadas



Fuente: Pastor Jaime Anabalón