Editorial

Estar Satisfecho

Publicado el 2 de octubre de 2014 5:31 | Leído 688 veces.

D1b50a389c3b29560da4fca631b6d480 ...he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Filipenses 4:11.
  Es difícil lograr contentamiento. Aun el apóstol Pablo, un héroe de la fe, tuvo que aprender a sentirse satisfecho

Es difícil lograr contentamiento. Aun el apóstol Pablo, un héroe de la fe, tuvo que aprender a sentirse satisfecho. no era una característica natural de su personalidad.
Es verdaderamente asombroso que haya escrito que estaba contento en toda circunstancia. Cuando escribió esto, estaba preso en Roma. Acusado de sedición, traición y otros delitos graves, había apelado al tribunal supremo: César. Sin ningún otro recurso legal ni amigos en puestos influyentes, tuvo que esperar que atendieran su causa. Daba la impresión de tener derecho a ser una persona importante y desdichada. Sin embargo, les escribió a los Filipenses para decirles que había aprendido a estar contento.
¿Cómo aprendió a estar a sí?. Poco a poco, hasta que pudo estar satisfecho incluso en situaciones desagradables . Aprendió aceptar todo lo que se le cruzaba en el camino (v.12) y a recibir con gratitud toda la ayuda que pudiera darle a los demás creyentes (v v.14-18). Y lo más importante de todo: reconocía que Dios estaba supliendo todas sus necesidades. (v.19).
El contentamiento no es algo que brote naturalmente a nadie. Nuestro espíritu competitivo nos impulsa a comparar, a quejarnos y a codiciar. Pocos se encuentran en apuros como los de Pablo, pero todos enfrentamos dificultades en la que podemos aprender a confiar en el Señor y a estar contento y satisfecho.
EL CONTENTAMIENTO NO ES TENER DE TODO, SINO AGRADECER POR TODO LO QUE UNO TIENE.

 

Imágenes relacionadas



Fuente: Pastor Diácono Isaías Córdova