Noticias

En los Brazos del Padre

Publicado el 31 de marzo de 2015 23:44 | Leído 441 veces.

3339492708a7b64432e52ba16534e2e0 "Una generación de jóvenes de impacto", ese es el título de una interesante reflexión enviada por nuestra hermana Pamela González.

Si miramos a nuestro alrededor podremos darnos cuenta como la sociedad ha ido cambiando su forma de actuar y pensar. Cada día las personas, incluso cristianas, se dejan llevar por distintas costumbres, que se alejan de los principios que agradan a nuestro Señor Jesucristo. Es por eso que Dios busca y demanda de nosotros hoy en día, que seamos una generación de jóvenes que impacten nuestra sociedad, con hechos, con principios y que por sobretodo, sea una generación radical que le honre a él.
Sin embargo, ¿cómo podremos impactar nuestra sociedad si no estamos dispuestos a doblegarnos y rendirnos ante Dios? La palabra rendirse significa someterse al dominio o voluntad de alguien o algo, dejando de oponer resistencia. Ser jóvenes de impacto implica rendirse ante nuestro Padre celestial y entregarnos por completo a él, siendo guiados por su voluntad. Si bien la rendición implica que nos pongamos en las manos de Dios, también esto demanda un cambio en nuestro actuar, pero no uno pasajero, sino uno definitivo, que sea de corazón.
Cuando nos rendimos a nuestro Padre celestial, él se encargar de bendecirnos, y no tan solo a nosotros mismos, sino que también a todo el que nos rodea, impactando vidas, cuando hablamos y aún más cuando ven nuestro actuar. Estas bendiciones vienen ya que al momento de rendirnos, estamos poniendo nuestras vidas en las manos de Dios, para que el obre por medio de nosotros y nos vaya moldeando cada día.
Una generación de impacto, es una generación rendida a Dios, que le honra por sobre todo y que vive una vida consagrada. ¿Quieres ser parte de esta generación? Entonces comienza a vivir conforme a la voluntad de nuestro Señor Jesucristo.
“Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre toda las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.” Deuteronomio 28:1-2 

 

Imágenes relacionadas



Fuente: Pamela González S.